Firefly, el icónico vehículo autónomo de Google llegó a su fin

Por en Empresas

Waymo pretende entrar en una nueva fase más enfocada hacia el uso público en la que ya no necesitará a Firefly. La empresa ya adelantó que sus nuevos vehículos serán más veloces y cómodos.

Cromo - El Observador. Llegó la hora de despedida para el coche autónomo con apariencia de cápsula que Google (y luego Waymo) puso en circulación para diferentes pruebas en años recientes. Conocido como Firefly, el prototipo será sustituido por otros vehículos como la furgoneta Chrysler Pacifica, en la que Waymo busca incluir la última tecnología de autoconducción.

Waymo pretende entrar en una nueva fase más enfocada hacia el uso público en la que ya no necesitará a Firefly. La empresa ya adelantó que sus nuevos vehículos serán más veloces y cómodos.

Mientras tanto, Firefly será trasladado al Centro de Ciencias de Arizona. Para el mes de octubre está prevista su llegada al museo de ciencia, tecnología y arte The Thinkery en Austin, Texas. Además, habrá un par de coches en exhibición en el Museo de Historia de la Computación ubicado en Mountain View y en el Museo del Diseño de Londres.

"Desde el principio, Firefly fue concebido como una plataforma para experimentar y aprender, no para la producción en masa", declaró Waymo en su blog. "Al diseñar y construir desde cero un vehículo que verdaderamente se conduce solo, pudimos romper algunos de los primeros rompecabezas de la autoconducción: dónde colocar los sensores, cómo integrar la computadora, qué controles necesitan los pasajeros en un coche que conduce a sí mismo", explicó la empresa.

Comentarios